Del 18 al 21 de enero, el Papa Francisco estará en territorio peruano y visitará las ciudades deTrujillo y Lima, lo que representa una oportunidad única para conocer más de la cultura peruana.

Este acontecimiento, además de reunir a miles de feligreses en Perú ayudará al fortalecimiento del turismo religioso en el país, pues de acuerdo con el Perfil del Turista Extranjero 2016 elaborado por PROMPERÚ (Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo), de las actividades realizadas en el Perú por turistas costarricenses el 97% son culturales, siendo el 81% de ellas visita a las iglesias, catedrales y conventos. Por esto, se prevé que muchos costarricenses aprovechen el período de vacaciones para visitar el vecino país del sur, especialmente las ciudades de Lima –su capital–, y Trujillo, en la región La Libertad.

El turismo religioso es uno de los segmentos que más moviliza a las personas en el mundo. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), son aproximadamente 330 millones de turistas al año los que, motivados por la fe, se desplazan a diferentes partes del planeta, y el Perú ofrece interesantes opciones para este público.

En el país la libertad de culto es regla y las fiestas religiosas tienen una fuerte influencia española que, a su vez, son una expresión de su convivencia con la diversidad de creencias y cultos de culturas prehispánicas.

La cultura del Perú también está fuertemente representada en sus fiestas, tradiciones y misticismo. Actualmente existen 6.883 fiestas cívicas, religiosas y patronales en el país.

De acuerdo con el Perfil del Turista Extranjero 2016 elaborado por PROMPERÚ (Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo), de las actividades realizadas en el Perú por turistas costarricenses el 97% son culturales, siendo el 81% de ellas visita las iglesias, catedrales y conventos. Por esto, se prevé que muchos costarricenses aprovechen el período de vacaciones para visitar el vecino país del sur, especialmente las ciudades de Lima –su capital–, y Trujillo, en la región La Libertad.

PROMPERÚ se ha dedicado a promover el turismo del Perú en los mercados internacionales con el objetivo de atraer a más turistas extranjeros, que podrán disfrutar de atractivos históricos, religiosos, culturales y gastronómicos para que la experiencia de los costarricenses sea completa.

A continuación, los principales atractivos de la ciudad de Lima y de la ciudad norteña de Trujillo.

Lima, la capital del Perú.

Lima respeta su pasado y logra la armonía perfecta entre la tradición y la arquitectura contemporánea. Recorrer sus calles es admirar sus iglesias, sitios arqueológicos y casonas con balcones que conviven con modernos edificios.

Una ciudad de contrastes.

El centro histórico es uno de los grandes atractivos turísticos de la capital. En 1991 fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad y en él se encuentra el Palacio de Gobierno, la Plaza de Armas, la Catedral de Lima, el Palacio Arzobispal y el Convento de San Francisco, considerado uno de los rincones más acogedores y artísticos de la ciudad.

Durante su recorrido, los visitantes también podrán ir a la Iglesia La Merced, la Iglesia San Agustín y la Iglesia de San Pedro, uno de los más importantes complejos religiosos. Además, podrán conocer al Convento de Santo Domingo, perteneciente a la orden de los dominicos, y en el que encontrarán una interesante colección, en el museo, de la vida de los tres santos más importantes del Perú: Santa Rosa de Lima, San Martin de Porres y San Juan Masias.

La casa de San Martín de Porres –una casona que conserva en su infraestructura un estilo colonial y republicano–, y el santuario de Santa Rosa de Lima y el del Señor de los Milagros son otros lugares para recorrer.

Lima también es la única capital sudamericana con salida al mar. Sus playas son perfectas para los surfistas y, en sus malecones, la suave brisa refresca paseos en bicicleta y caminatas en los distritos de San Isidro, Miraflores y Barranco. Asimismo, se puede volar en parapente sobre el Océano Pacífico.

Los más románticos disfrutarán de una caminata por el Parque del Amor, uno de los parques más pintorescos de Lima, y los más curiosos les gustará recorrer el parque Kennedy y descubrir la historia de porqué es también conocido como el parque de los gatos. En la noche, se recomienda ir al Parque de la Reserva, uno de los atractivos más visitados de la capital. Allí se encuentra el Circuito Mágico del Agua, conformado por 13 fuentes ornamentales donde el agua, la música, las luces de colores, las imágenes proyectadas y los efectos láser presentan un espectáculo único. Este es un plan familiar y apto para todas las edades.

En esta ciudad con linaje, fundada en 1535, la abundancia de productos naturales, la fusión de técnicas y culturas, forjaron en siglos una gastronomía con identidad mestiza. Por la excelente calidad y pasión de los cocineros peruanos, Lima ha sido nombrada Capital Gastronómica de Latinoamérica.

Y no es para menos. La variedad gastronómica es tal, que los platos típicos son ofrecidos en lugares tan diversos como hoteles, restaurantes, museos, cebicherías, pollerías, mercados y chifas, cautivando los paladares de todo el mundo. Por supuesto, no puede faltar un plato sin el acompañamiento del tradicional pisco.

Adentrarse en la cultura peruana a través del arte, la arquitectura y la historia es otra forma de descubrir Lima: el Museo Larco, uno de los lugares arqueológicos más importantes de la ciudad, y el Museo de Arte de Lima son algunas opciones para hacer un recorrido por más de 3.000 años de historia.

TRUJILLO

Trujillo. Ubicada en la Costa norte del Perú, capital del departamento de La Libertad, está rodeada de playas y de sitios arqueológicos de barro que sobreviven al tiempo, como la ciudadela de Chan Chan, que data del año 900 d.C., o los templos Huaca del Sol y la Luna y El Brujo, que datan de los años 100 y 750 d.C.

Si visita Trujillo, no debe dejar de conocer:

La Plaza de Armas y la Catedral, que mantienen sus rasgos de estilo barroco y romántico, son un buen comienzo para conocer la ciudad. Tampoco puede dejar de visitar el Museo Catedralicio, que conserva objetos vinculados a la liturgia, tallas y pinturas del período virreinal, entre los que destacan los lienzos de “La negación de San Pedro” y “El retrato de San Juan Bautista”.

De los lugares más especiales al momento de visitar una ciudad son sus templos. En la iglesia de San Agustín y la Iglesia San Francisco los visitantes se encontrarán con todo el estilo barroco que caracteriza estas construcciones. La iglesia de Santo Domingo, el Monasterio El Carmen y la Pinacoteca El Carmen también son una muestra artística y religiosa para aprender de la ciudad.

La ciudad es también reconocida por sus playas que atraen a los surfistas del mundo, en especial la playa Chicama, donde se forman las olas izquierdas más largas del mundo y ondas tubulares que son denominadas “olas chicameras”.

Adicional a esto, otro de los atractivos turísticos es Huanchaco, el balneario más importante de la ciudad de Trujillo, donde podrá almorzar y degustar de una tradicional gastronomía del norte. También podrá observar los milenarios Caballitos de Totora, embarcaciones livianas usadas por años principalmente para la pesca artesanal, construidas desde mil a tres mil años a.C.​ con tallos y hojas de totora.

Cómo llegar al Perú

La capital de Costa Rica cuenta con una buena conexión hasta Perú, con vuelos directos por Avianca, Copa y a partir del 1 de enero, los costarricenses tendrán un vuelo diario y directo desde San José hasta Lima que será operado por LATAM.

Al cierre de 2016, Perú recibió la visita de 29,836 turistas costarricenses, manteniendo una tasa de crecimiento promedio anual del 20% entre 2015 y 2016, de acuerdo con un informe de la Superintendencia Nacional de Migraciones, elaborado por MINCETUR.

Para mayor información sobre los destinos turísticos, puede consultar www.peru.travel o visitar las diferentes oficinas descentralizadas de IPerú - sistema gratuito de información y asistencia para viajeros brindado por PromPerú - durante su estadía en el destino.