Costa Rica tuvo un papel protagónico en la cumbre de Ministros de Turismo organizada por la Organización Mundial de Turismo, en el marco de la feria World Travel Market (WTM) que se lleva a cabo de 6 al 8 de noviembre en Londres.

Nuestro país destacó no solo por ser la única representación del continente americano, sino además por compartir el caso de éxito sobre la medición del Índice de Progreso Social (IPS) en Centros Turísticos.

Mauricio Ventura, Ministro de Turismo destacó que Costa Rica se convirtió en el primer país de todo el mundo en realizar la medición del El Índice de Progreso Social y con la cual efectivamente se comprobó el impacto positivo que genera el turismo en las comunidades.

“Gracias a la  medición del IPS en Centros turísticos, logramos demostrar que el turismo es el motor del desarrollo social y económico del país; pero además, que es una herramienta con la que podemos ejecutar política pública y articular esfuerzos con diferentes actores en beneficio de la industria turística”, destacó Ventura.

El éxito del IPS en centros turísticos permitió que este año Costa Rica fuera galardonada en los premios a la Innovación y Excelencia en Turismo de la OMT, gracias a que dicha medición muestra cómo la riqueza se traduce en bienestar y progreso social para las comunidades.

La cumbre de Ministros contó con la participación de Taleb Rifai, Secretario General de la Organización Mundial de Turismo, así como las autoridades de turismo de Japón, Grecia, Emiratos Árabes Unidos, entre otros panelistas. El evento fue dirigido por Max Foster, de CNN Internacional.

El evento buscó analizar que la gestión sostenible de la industria es la clave para asegurar que el crecimiento turístico generará beneficios en las comunidades. El señor Rifai explicó que: “El turismo es fuente de empleo y promueve oportunidades de desarrollo en muchas comunidades alrededor del mundo; sin embargo, esa prosperidad requiere de la eficacia en la gestión en beneficio de los visitantes y de las comunidades”.

Como parte de las conclusiones, los participantes aseguraron la importancia de diversificar las actividades turísticas, fomentar políticas para reducir la estacionalidad, promover incentivos en el sector privado para invertir en nuevas áreas y productos y crear mecanismos integrales y efectivos así como políticas para el manejo de los turistas en los sitios.