Melissa Solís Cordero / Periodista Revista Viajes

¡Relájate y respira! Ahora sí, prepárate para vivir unas vacaciones en un hotel donde inhalarás una esencia distinta, en medio de un ambiente elegante, pero a la vez romántico y acogedor, como en ningún otro hotel. Nayara Springs, catalogado como el más lujoso de montaña del mundo, se remozó, para atraer más viajeros exigentes y con ganas de explorar una estadía glamurosa.

Fue en diciembre del 2016, cuando abrieron la segunda fase de Nayara Springs, en La Fortuna de San Carlos, Costa Rica.

Jairo Quesada, Gerente Residente enfatizó a Revista Viajes que el hotel ofrece un concepto idóneo e inigualable para adultos, especialmente para los viajeros que planean su luna de miel, su compromiso, o simplemente disfrutar con su pareja. Esto les permite ser más detallistas con sus huéspedes.

El Hotel ya contaba con 16 villas, pero se amplió a 35. Cada una mide 130 metros cuadrados y resguardan un estilo que traspasa el lujo en cada uno de sus rincones. Decoradas con candelabros que le dan una vida seductora, traídos de España; sus paredes sujetan cuadros importados de Marruecos. Todas cuentan con cama King, por su concepto de pasar una estadía en pareja.

Sus mosaicos son distintos, por ejemplo el de la sala de televisión provienen de México; así como sus muebles de Indonesia. Pero lo que hace las villas más seductoras, es que en cada una de sus terrazas cuentan con su propia piscina de agua termal, así  manteniendo su privacidad y armonía con su cuerpo y espíritu, a toda hora.

Nayara Springs abrió un gimnasio de clase mundial, un nuevo salón para practicar yoga, una tienda de regalos con lo mejor de artistas nacionales. Los huéspedes podrán disfrutar también de Mi Cafecito Expreso Bar, que les invita a conocer el significado del café para los costarricenses, y tener toda una experiencia enriquecedora, junto a tres baristas profesionales.

Otro atractivo que le conquistará es “Cielito Lindo” un área común ultra lujo, con piscina y bar, perfecto  para degustar un cóctel, tomar el sol, o leerse un buen libro.

Para el desayuno, almuerzo o cena, puede ir a “Mis Amores”; o si eres amante de la comida mediterránea, te espera “Asia Luna”, o “Amor Loco” otra opción gastronómica exquisita al estilo gourmet.   

Para los más aventureros, podrán escaparse al “Santuario del perezoso”, un bosque en regeneración que bordea la propiedad del Hotel, donde podrás interactuar con más de 20 perezosos, en un trayecto de 600 metros caminando.

¡Lujo, comodidad, bienestar, naturaleza y aventura! todo en un solo lugar, a pocos pasos del majestuoso Volcán Arenal.