Erika Fernández / Periodista Revista Viajes

A tan sólo 45 minutos de distancia de Costa Rica en avión se ubica Bocas del Toro, un archipiélago rodeado de islas y cayos que invitan a viajar y vivir a través del tiempo. Islas primitivas y cautivadoras es el sello de este fantástico destino. Disfrutar de la magia de su naturaleza donde se visualizan hermosas y grandes estrellas del mar a la orilla de sus aguas cristalinas y arena blanca; típicas del mar caribe, son parte de la esencia que se vive y cautiva en algunas de sus islas y cayos, como es el caso particular de  playa Estrella en la Isla Colón.

Para los amantes de vivir una experiencia auténtica caribeña, que disfrutan de la cultura multirracial; que incluye su gente, música y gastronomía, Bocas del Toro debe ser su próximo destino de viaje.

Bocas es sencillo en infraestructura, pero rico en naturaleza. Este archipiélago está compuesto por nueve islas las mayores, la más destacadas son: Popa, Pastores, Careneros, Solartes, Bastimentos y Colón; ésta última es la más importante y es la puerta entrada a las demás islas del Archipiélago, sus cuatro ciudades principales son: Chiriquí Grande, Changinola, Puerto Almirante y Colón.

En la ciudad de Colón es donde se ubica el aeropuerto internacional, y es donde se desarrolla la vida social de la isla, aquí se concentra variedad de restaurantes, hoteles, comercio, entre otros. Las fachadas de sus comercios y hoteles son coloridos y la mayoría cuentan con terrazas con vista al espectacular mar Caribe.



Su potencial y atractivo como destino turístico inicio con las construcciones sobre el nivel del mar. Estas construcciones le dan un aire muy peculiar y le da un aire exótico y más aventurero al destino.

Para conocer las diferentes islas y playas del archipiélago debe de hacerlo en lancha, bote o catamarán;  por agua es la única forma de llegar a ellas, el taxi acuático o excursiones son parte de los servicios y atractivos del destino. La isla Colón contempla playa Estrella, la más atractiva y visitada por los turistas; las grandes estrellas del mar de color naranja que bordean a la orilla del mar, es su principal atractivo, abonado a su arena blanca, y aguas cristalinas calmas y de baja profundidad. El tour turístico contempla disfrutar todo el día en una playa primitiva, pero con un servicio y comida de primera calidad al estilo caribeño, o una parrillada, según sea el gusto y apetito del cliente. Ideal para realizar deportes acuáticos.



Otra de las islas más visitadas es Bastimentos, gran parte de su territorio es Parque Marino, el cual  se caracterizada por sus bosques, manglares, pantanos, arrecifes de coral y playas, donde algunas de sus especies de anfibios y reptiles están en peligro de extinción. Los turistas encontrarán albergues ecológicos que invitan a relajarse y disfrutar de la naturaleza que los rodea.  Aquí es donde se desarrolla una parte importante de los hoteles resorts del archipiélago.

Según narran las leyendas, el pirata Henry Morgan escondió su tesoro en isla Bastimentos.

También se dice  que en la isla Bastimentos, Cristóbal Colón pegó una de sus calaveras; el bramido ese sonido era semejante a la de un toro, de ahí es que se da una de las teorías del nombre Boca Toro. Otra teoría habla del nombre de un cacique que se llamaba Bocatoro.

Su playa más atractiva es Red Frog, que tiene un bello mirador. Su nombre se da por  la cantidad de ranas rojas que se ven en el lugar.

En la Bahía de San Cristóbal se realiza el tour turístico de avistamiento de delfines nariz botella,  un sitio ideal para esta especie, por la baja profundidad de sus aguas y la cantidad de medusas que se producen; la baja profundidad no permite la asechanza de los tiburones; uno  de los principales depredadores de la especie, y las medusas por su parte unos de los principales alimentos de los delfines, estas características lo convierten también en un hábitat para el apareamiento de la especie.

Cayo Coral un destino paradisíaco situado a tan sólo 20 minutos de isla Colón; un sitio mágico para bucear y hacer snokerl por la cantidad de arrecife de coral que viven en el fondo del mar, el nombre también es el sitio de referencia para estacionar, cambiarse, comer, y disfrutar de la belleza escénica que envuelve el lugar. La infraestructura del sitio está anclada en la arena del mar; lo que lo convierte más aventurero y especial.

Bocas del Toro, un pedacito del exótico mar Caribe; primitivo y seductor para disfrutar en pareja, familia o amigos.