Turismo y Negocios

Fuente: Madrid es Noticia

El 30 de enero de 1981, en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, se celebró esta primera edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid con el fin de servir como “punto de encuentro global entre los profesionales del turismo”. El Presidente de Honor fue el rey Juan Carlos I, cuya presencia mostraba el apoyo de la Casa Real hacia esta iniciativa desde sus inicios. 

Las cifras del comienzo de FITUR fueron, desde un principio, muy halagüeñas: 1.500 expositores; 37 países y 3.000 visitantes profesionales suponían todo un éxito para esta nueva iniciativa de promoción del turismo. En pocos años, apenas seis, se lograron duplicar los datos de la primera edición, llegando a alcanzar los 3.000 expositores y los 100 países con representación en la feria.

Estas primeras ediciones fueron enormemente provechosas para sus participantes, pues todavía quedaba tiempo para que llegase la globalización de Internet y, estos encuentros, resultaban estratégicos para la industria turística. No sólo para los profesionales, sino también para el público en general. FITUR supuso una revolución como escaparate directo entre destinos turísticos y potenciales clientes; todo mediante una fórmula muy atractiva e ingeniosa para la época.

Ya entrados en la década de los noventa se abandonarían los antiguos recintos feriales de la Casa de Campo de Madrid. 1991 fue un año clave para esta feria internacional. FITUR, bajo el clima de incertidumbre que supuso la Guerra del Golfo, se terminó celebrando gracias a que EEUU confirmó, finalmente, su presencia. Esto sirvió para dar énfasis a la importancia del turismo, una industria que fomenta la concordia y la paz entre los pueblos.

El año siguiente, 1992, está bien marcado en la historia moderna de nuestro país, pues se celebraron los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla; situando a España durante unos meses como centro mediático mundial.  Además, se traslada FITUR a un recién inaugurado Parque Ferial Juan Carlos I.

A mediados de la década de los noventa (1995) se crea el área FITUR Know How, que se encarga de recoger la oferta del conocimiento turístico presente en toda la feria. Durante estos años, Internet comenzaba a hacerse masivo entre particulares. Surgieron nuevos métodos de trabajo para incentivar las ventas, la información comenzaba a universalizarse. FITUR no quiso quedarse atrás y, por ello, en 1996 estrena su prolongación en Internet buscando, de nuevo, servir como punto de encuentro para el mayor número de países posibles.

Durante esta década FITUR no dejó de lado su viaje en paralelo con los acontecimientos históricos que se sucedían alrededor del mundo, mostrando siempre su compromiso con los países afectados. De este modo, con la caída del Muro de Berlín, los nuevos países de Europa del Este fueron incorporándose a FITUR. En 1998 la feria estuvo marcada por los atentados contra EEUU acaecidos en sus embajadas de Kenia y Tanzania. Y por último, la edición de 1999 contó con la presencia de los países afectados por el devastador huracán Mitch.

Llegados al siglo XXI, FITUR sigue buscando nuevas maneras de evolucionar. Con esta dinámica y como respuesta ante la sectorización del turismo, en el año 2000 se estrena FITUR Congresos: el Salón de Viajes y Reuniones de Incentivos. Esto es un work shop que sirve como instrumento de comercialización para el llamado “mercado de reuniones”; es decir, un área dentro de la propia FITUR que está específicamente dedicada a las convenciones y a las reuniones de negocio.

Del mismo modo que FITUR Congresos, a lo largo de los años se han ido adhiriendo distintas áreas específicas. Así, hoy en día existen: FITUR Salud (2015), FITUR Shopping (2015), FITUR Gay LGBT (2011), FITUR Green (2010), FITUR Tech (2007), FITUR B2B, Inves Tour y FITUR Know-how & Export. Cada cual especializada en un sector estratégico; ya sea el tecnológico, el medio ambiente, la salud o las inversiones de negocio.

Quizás, la creación de FITUR Congresos en el 2000 fuera la principal causa de que, al año siguiente (2001), FITUR estableciese un nuevo récord de participación. Ese año colaboraron durante toda la feria cerca de 85.000 profesionales en más de 8.000 empresas expositoras procedentes de unos 170 países. En 2002 la feria estuvo muy marcada por los atentados del 11 de septiembre en EEUU. Para conmemorar los 25 años de FITUR, en 2005 se hizo hincapié tanto en el sector internacional como en las distintas secciones especializadas. La feria marchaba viento en popa bien entrada la primera década del siglo.

Sin embargo, en 2008 llegó la crisis económica mundial, algo que afectó a los principales mercados y, por supuesto, al turismo. Como consecuencia, en 2009 FITUR -tras varios años de grandes cifras- cortó su racha de crecimiento. Esto no afectó a que, en 2010 y durante su 30ª edición, esta feria se volcase con Haití, país que fue devastado por un terremoto que se llevó la vida de cientos de miles de personas y produjo una crisis humanitaria que afectó a cerca de un millón de haitianos. FITUR supo mostrar su compromiso con el país caribeño durante esa edición.

Durante loss  años 2014 y 2015, los datos económicos empezaron a mostrar recuperación en algunos parámetros, algo que ha repercutido en FITUR. Participaron, en cada uno de estos dos últimos años, más de 120.000 profesionales y más de 9.000 empresas procedentes de 165 países. En 2016, durante la 36ª edición de FITUR, se esperó un nuevo récord de participación, con 9.500 empresas y cerca de 60.000 metros cuadrados de exposición.

Este es el recorrido de 38 años de FITUR, la Feria Internacional de Turismo de Madrid que se encuentra entre las más importantes a nivel mundial y es líder para los mercados de Iberoamérica.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.